Tanto si tienes un perro de agua desde hace poco tiempo como si lo tienes desde hace muchos años, la alimentación adecuada desempeña un papel crucial en la vida de tu perro.

La salud de tu perro depende principalmente de la comida que le des. La comida que le des a tu compañero mejorará su bienestar físico, su vitalidad y su esperanza de vida. Una dieta inadecuada puede causar varios problemas de salud en tu perro de agua. La obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, los problemas óseos y articulares, los problemas renales e incluso el cáncer pueden ser consecuencia de una mala alimentación.

No es de extrañar que haya tantas opiniones en revistas, artículos científicos y foros online sobre el mejor alimento para perros adultos como razas.

La mejor comida para un perro de agua


Entonces, ¿cuál es la mejor dieta para un perro de agua ? Esta pregunta no puede responderse en términos tan generales, ya que no todos los perros son iguales. Sus necesidades alimentarias varían en función del tamaño del cuerpo, la edad, la salud, el peso y el nivel de actividad, por lo debes ser tu quien debe decidir cuál es el mejor alimento.

En última instancia, hay que tener en cuenta no sólo las necesidades específicas de tu perro de agua, sino también si puedes adaptar tu estilo de vida a la alimentación que necesita. Lo que es práctico para algunas personas en la vida cotidiana es un reto para otras.

El precio, los criterios de calidad de los alimentos y el tiempo influyen a la hora de decidir qué tipo de comida es mejor. Es importante que cuando decidas qué método es el adecuado para tu perro, puedas utilizarlo a largo plazo. Los cambios frecuentes en el tipo de comida cansan al organismo del animal, lo que puede provocar diarrea, gases y otros problemas digestivos.

Lamentablemente, no hay una respuesta única a la pregunta de cuál es el mejor alimento para tu perro de agua. Sin embargo, los siguientes criterios básicos pueden ayudarle en su búsqueda.

Transición a la alimentación de adultos

Durante las tres o cuatro primeras semanas de vida, los cachorros suelen alimentarse únicamente con la leche de su madre. Con el tiempo, se acostumbran a los alimentos sólidos, especialmente a los de alto contenido energético que están especialmente formulados para animales jóvenes para satisfacer sus necesidades.

que pienso es mejor para un perro de agua

Si acabas de comprar un cachorro a un criador de perro de agua español, éste suele proporcionarle un programa de alimentación para las primeras semanas. Algunos también te proporcionarán comida para que se la lleves a casa.

Después de los seis meses de edad, se recomienda reducir gradualmente la ingesta de energía para evitar que el perro crezca demasiado rápido. Este rápido crecimiento puede provocar problemas articulares de por vida, como la displasia de cadera y de codo.

Una vez que hayas terminado de alimentar a los cachorros, puedes empezar inmediatamente a darles comida para perros jóvenes o adultos. La dieta debe cambiarse entre los 6 y los 18 meses de edad. Los perros jóvenes pueden empezar a comer pienso para cachorros a partir de los 10-12 meses de edad, cuando hayan crecido en altura.

Alimentación de los perros de agua adultos: necesidades energéticas


Antes de pasar a la alimentación de los perros de agua adultos, surge la pregunta: ¿Qué necesita realmente mi perro de agua? Al igual que en el caso de los humanos, las necesidades energéticas de los perros varían en función del sexo, el tamaño y la actividad física.

Mientras que los deportistas profesionales suelen consumir 4000 kcal o más al día, un oficinista sólo necesita 2000 kcal. Lo mismo ocurre con los perros, por ejemplo, un perro doméstico tiene una necesidad energética menor que un perro de trabajo o un perro que practica un deporte canino. Para un perro de familia que no tiene tareas especiales, sus necesidades energéticas pueden ser aproximadas: necesita 57 kcal por kg de peso corporal.

Alimentación para perros de agua adultos: nutrientes esenciales


Los principales nutrientes que necesita un perro son proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y oligoelementos. Le dan la energía que necesita para realizar todas sus funciones vitales y mantenerse sano. Por otro lado, una nutrición inadecuada puede dañar los huesos, los músculos y los principales órganos internos y provocar enfermedades.

Proteínas

La principal fuente de energía para los perros son, sin duda, las proteínas. Las proteínas contienen una serie de aminoácidos que son esenciales para los perros. Uno de los alimentos con mayor contenido en proteínas es la carne, por lo que la dieta de su perro debe contener al menos un 70% de este ingrediente.

perro de agua español agility

En principio, casi cualquier tipo de carne es adecuada: ternera, cordero, cerdo, conejo o aves de corral. De los despojos, se recomienda el corazón, el hígado, los riñones, el bazo o el estómago. Hay una razón para las necesidades especiales de los perros: son descendientes de lobos, depredadores carnívoros. Sus fuertes dientes y mandíbulas, sus cortos intestinos y sus agresivos jugos digestivos les predisponen a comer carne.

Es importante no cocinar la carne, ya que esto desnaturaliza el contenido de proteínas y lo hace inutilizable. La carne fresca es la que más proteínas contiene. Como alternativa a la carne, puedes dar a tu perro pescado hasta dos veces por semana. De nuevo, debe ser lo más fresco posible para que contenga la mayor cantidad posible de ácidos grasos insaturados, proteínas de fácil digestión y vitamina D. Se recomienda el salmón, el bacalao, la lubina, las anchoas, los mejillones y las gambas.

Grasas

Los ácidos grasos insaturados del pescado tienen enormes beneficios para la salud, ya que ayudan a mejorar la inflamación y la resistencia inmunológica. Los perros necesitan especialmente los ácidos grasos omega-3 procedentes de las grasas animales.

Igualmente importantes son los ácidos grasos omega-6 procedentes de los aceites vegetales, que se encuentran en cantidades suficientes en el músculo. Los aceites son esenciales para el funcionamiento del cuerpo del perro porque son responsables de la absorción de las vitaminas más importantes.

Por lo tanto, los aceites animales, como el de salmón, deben añadirse a las verduras. Sin embargo, el contenido de grasa debe ser inferior a la cantidad de proteínas e hidratos de carbono. Estos ácidos grasos esenciales también pueden encontrarse en las nueces o las avellanas, pero éstas deben molerse o picarse antes de servirlas.

Carbohidratos

Los hidratos de carbono se encuentran en las patatas y los cereales, pero no se consideran un componente esencial de la dieta de un perro carnívoro. La comida comercial para perros ya contiene suficientes carbohidratos, por lo que no es aconsejable añadir más. Si su perro se alimenta con una dieta cruda, puede proporcionarle carbohidratos de buena calidad en forma de copos de cereales, como la avena o el mijo.

Vitaminas y oligoelementos

Se encuentran principalmente en las frutas, las verduras y otras plantas. La dieta de su perro debe ser rica en estos alimentos. Las diferentes funciones de los nutrientes están interconectadas, ya que el cuerpo de su perro necesita otros nutrientes para absorber ciertos nutrientes.

Por lo tanto, no es aconsejable una dieta basada en un solo alimento, como una dieta basada únicamente en la carne. En cambio, debería basarse en un 70% de carne, un 25% de fruta y verdura y sólo un 5% de cereales. El apio, las zanahorias, el calabacín, la calabaza u otras frutas locales como las manzanas, las peras o las bayas pueden mezclarse fácilmente con la carne, rallada o cocida.

Calcio

La leche y los productos lácteos son ricos en este mineral. Sin embargo, el calcio puede ser peligroso para los perros que aún no han alcanzado la edad adulta, ya que el perro puede ingerir demasiado calcio. Por lo tanto, la leche no debe formar parte de la dieta diaria de un perro adulto, salvo en dosis muy pequeñas. La leche de vaca es la menos recomendada porque suele provocar alergias e intolerancias.

La cantidad justa de comida


La cantidad de comida que tu perro de agua necesita al día, como se ha explicado anteriormente, depende no sólo de su edad, sino también de su peso y nivel de actividad.

Esto no significa que una menor proporción de alimentos signifique una menor ingesta de energía. La comida para perros pequeños y medianos suele contener muchas calorías, ya que estas razas consumen mucha energía para su tamaño. Los perros pequeños y medianos se alimentan mejor dos veces al día.

También se recomienda que los perros de la familia que normalmente son físicamente activos, no tienen tareas especiales y no participan en la cría, reciban dos comidas completas al día.

Estos dos puntos son más importantes que la cantidad de alimentos: el horario de las comidas y el descanso después de las mismas. Los perros tienen un reloj interno increíblemente preciso que les permite determinar rápidamente la hora de su comida diaria. Asegúrese de que su perro come siempre a la misma hora. Esto no sólo beneficiará a su digestión, sino que también le ayudará a evitar las constantes ganas de engullir comidas externas.

Este hábito también puede ayudar a su perro a deshacerse del molesto hábito de pedir comida cuando usted está en la mesa. Puede hacerlo dándole a su perro la comida al mismo tiempo que usted come. En segundo lugar, es importante para la correcta digestión de su perro dejarle descansar después de comer. Excitarlo demasiado con juegos o correr de un lado a otro después de la comida puede causarle un terrible colapso digestivo.

Comida seca, húmeda o cruda


El hecho de que los nutrientes enumerados anteriormente se presenten en forma de comida, comida húmeda o comida cruda es simplemente una cuestión de gustos. Muchos propietarios se aferran al método de alimentación preparada por falta de tiempo, incertidumbre o comodidad.

Pero no te preocupes, ya estarás proporcionando a tu perro todos los nutrientes que necesita con la comida húmeda o las croquetas. Sin embargo, debe ser consciente de las diferentes proporciones de calorías de cada tipo de alimento.

dieta barf perro de agua español

Por ejemplo, el alimento seco es cinco veces más concentrado que la misma cantidad de alimento húmedo debido a su bajo contenido en agua. Por lo tanto, una porción más pequeña proporciona la misma cantidad de energía y nutrientes que una porción más grande de comida húmeda.

Es importante tener en cuenta que la comida húmeda suele ser rica en proteínas. Otro método de alimentación más reciente es el llamado BARF o ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada), que es cada vez más popular entre criadores, veterinarios y propietarios de perros.

En este caso, el consumo adecuado de carne cruda es el mismo que el de los lobos y los primeros perros utilizados para el pastoreo o como guardianes de granjas. Por lo tanto, este tipo de alimentación debe ser poco exigente, como se sugiere en las tablas nutricionales detalladas. Si decides alimentar a tu perro con un 70% de carne cruda y un 30% de verduras frescas, ya tendrá un menú diario equilibrado para cada día.

A la hora de elegir la mejor forma de alimentar a tu perro de agua, al final el mejor alimento será el que tu perro tolere mejor, lo que te ayudará a mantenerse sano y le garantizará vitalidad y longevidad. Aunque puede que no sea lo mejor para tu vida diaria y tu cartera, debes recordar que el bienestar y la salud de tu perro deben ser la prioridad a la hora de elegir un alimento.